Es muy simple, no la agarres.

Home / Sin categoría / Es muy simple, no la agarres.

No me gusta hacer periodismo de periodismo, por dos cosas, una no soy periodista y dos porque lo único que sucede con esto es desgaste discursivo. Pero el empecinamiento que se tiene ya con las minorías (sí no me importa decirle así, somos eso por ahora) y sumado a lo frenético de que todo el tiempo hay que escribir sobre algo, agota y hay que salir a escribir y analizar un poco sobre esto.

En este caso también era importante salir a cuestionar porque el anclaje es con el transporte público y es muy bajo tratar de nigunearnos a lxs ciclistas movilizados, que por demás está claro que apoyamos fuertemente la cultura e idea de transporte público, es nuestro mejor aliado, nuestra mejor arma para crecer, la intermodalidad.

El artículo del diario La Nación por Leonardo Ferri «”Agarrá la bici”, un consejo de locos» parece comenzar (y no por su título) con una especie de cobertura de lo mal que viajan los y las que eligen el transporte público, pareciera que quiere ir por ese lado, pero no, es claramente un artículo que lo único que logra es más de lo mismo, encasillar, hablar de que los ciclistas son solamente de una zona de la Capital Federal, del barrio de Palermo o de Caballito, que además son de los barrios más estereotipados de la cultura porteña moderna, se apoya en eso para buscar deslegitimar.

¿Esta gente se habrá dado cuenta que ya no es tan así?

El artículo es claramente de lo que se vive en La Capital Federal Argentina, nadie, en general nunca se preocupa mucho por otra cosa, si se llegan a enterar que hace 2 años en Argentina se formó Argentina en bici con organizaciones movilizadas en 14 provincias se mueren.

Para darnos una idea en el primer párrafo de este artículo, muy pequeño, sencillo con poco análisis, ya califica la idea DE LOCOS subirse a una bicicleta para ir a trabajar. Además aclara que nunca falta que alguien le diga que ‘agarre una bici’. ¿Se habrá planteado la idea? Por ahí… como por lo menos hablar con cierta experiencia y vivir las atrocidades y violencia que nos toca vivir en la calle y empatizar un poco más con lo popular.

Es todo mucho más claro y fácil, nadie obliga a nadie a hacer nada. Un comentario o una propuesta no es obligación de nada.
Es muy simple, si no quieres ir en bici, no la agarres o no la cojas como dirían en España.

¿Es necesario usar un espacio tan importante como un diario de tanta llegada en Argentina para decir semejante cosa? Que alguien te mande a subirte a la bici y que eso sea un disparador a hablar de lo mal que se viaja en el transporte público y que además terminemos discutiendo si en bici ¿transpirás o no? si se puede o no hacer 15 km por día o no. Una Locura, de locos que terminemos siendo los culpables de nuestro horrible transporte público. ¿Nosotrxs somos el problema?

Luego el autor sigue en su segundo párrafo ya planteando la idea de que está instaurado que la bicicleta es la única solución. No entiendo como llegó a pensar en eso ni en donde vio que estaba instaurada esa idea, porque en BSAS claramente eso no se ve. El último año en Argentina se volvieron a patentar casi 1 millón de automóviles.
Lo único que coincido con Leonadro es que no, no es así, no está instaurada esa idea, coincidimos. Lo único que está instalado es que con más y mejor transporte tal como él dice estaríamos mejor, pero agarrártela con los ciclistas y instalar la idea de que la bicicleta no es parte de esa transformación en la ciudad, que necesidad. La necesidad de encasillar, se ve que él mismo está mucho en Palermo y Caballito.

¿Es necesario que un autor de un artículo encasille a una minoría como «biciliebers» creyendo que eso es ponerse del lado de lo lógico, de lo popular? Además como si eso fuera un descalificativo.

Es asombroso como el autor intenta dejar en claro que no somos daneses ni suizos como si hiciera falta aclararlo. ¿Sabrá algo el autor del transporte público de Dinamarca o Suiza? Supongo que sí. ¿Le parecería mal tener el transporte público de alguno de esos países? Seguramente que sin conocerlo diría que no, que le encantaría, porque ahí debe ser buenísimo, pero no acá me traen esta idea de las bicisendas por marketing.

Pero ¿Por qué ese empecinamiento con los ciclistas? ¿De Dónde arrancará esa idea de que lxs ciclistas es algo de los Países Nórdicos, de chetos, de ricos, de veganos, de gente aburrida, de gente sin problemas (todos supuestos además)? Supongo que es porque realmente en esos países consiguieron avanzar con el tema.
Y supongo que también muchas veces es agradable y cómodo para algunos tener visiones sesgadas con el tema y hablar, hablar y hablar.

Desde ya yo también creo que son contextos muy distintos y paises con realidades muy distintas y cuido constantemente no traer ejemplos de esas ciudades y sociedades a la nuestra porque no todo es transladable, eso es clarísimo.

En definitiva y para cerrar me encantaría encontrarme algún día artículos y artículos y muchas líneas hablando del verdadero caos en la ciudad. El automóvil, el que da ya muchos datos negativos en nuestras ciudades. Siniestros, contaminación, gasto público en mega obras, salud, economía, etcétera.

Si la idea es hacer oposición con esto no sé si estaría tan bueno hacerlo con lxs ciclistas o con la política de movilidad de bicicleta, que si bien tiene muchas pero muchas desprolijidades, incosistencias y más, un spoiler, no estaría dándole resultado a la oposición agarrársela con ellxs y con ese tema. A pesar e insisito de todas las diferencias que tengo en las decisiones que tiene este gobierno en esa política.

https://www.lanacion.com.ar/2137260-agarra-la-bici-un-consejo-de-locos

¡Comparte!

Comentarios(0)

Deja tu comentario