Buenos Aires abandona su proyecto de hacer más ciclovías y seguir siendo vanguardia en la región.

«Hoy tenemos que dar un paso más, y revisar la razonabilidad de algunas de ellas como por ejemplo la ciclovía de Avenida Libertador.»

Jorge Macri – 2024 – Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

[rs_section_title title=»Un poco de historia» top=»60px» bottom=»30px»]

Pocas personas saben y recuerdan que las primeras bicisendas y ciclovías llegaron a Buenos Aires allá por 1997, incluso un poco antes. Su primer propulsor, fue el ex intendente y ex presidente De la Rúa que en campaña tuvo frases como «La ciudad no es para los autos, la ciudad es para la gente. Los autos deben ser un elemento razonablemente usado»

A mediados de 1999 ya teníamos la noticia el retraso de un proyecto del partido Radical llamado «Interparques» que básicamente tenía la idea de unir parques, claramente algo más recreativo que pensado para la bicicleta como medio de transporte. No era tan malo para la época pero fueron ideas de hacer bicisendas por veredas más que ciclovías por la calle como carril exclusivo.

De La Rua en campaña, bicivilizados. Foto video de Archivo DiFilm
De La Rua en campaña en abril de 1996. Foto video de Archivo DiFilm.

Un capítulo flojo de Ibarra y Telerman que nos trajo cosas un poco raras y tontas como grandes avenidas con bicisendas y prioridad con un horario limitado para el ciclista, que en la gestión de Juan José Méndez, bastantes años después no quisieron mejorar más, siendo que recién en 2021 con la presión (histórica) de los colectivos ciclistas logró que se animaran a instalar ciclovías en las Avenidas Corrientes y Córdoba.

El Gobierno de Mauricio Macri desde 2007, tuvo en sus gobiernos y en los sucesivos de Larreta, un política bastante más profunda sobre ciclovías en la ciudad, con bastante críticas pero un gran reconocimiento, persistencia y continuidad positiva en la construcción de infraestructura que dejó o a Buenos Aires bastante bien posicionada en este aspecto.

[rs_section_title title=»LLegaron los cambios» top=»60px» bottom=»30px»]

Pero algo ha cambiado mucho en estos últimos meses de 2024 y parece haber arrancado una nueva era en la política porteña y también argentina. ¿Serán promesas para con un electorado de núcleo duro pro auto o antiagenda 2030?

Lo concreto es que en esta nueva gestión de Jorge Macri se declaró en revisión de todo la infraestructura ciclista realizada estos últimos años.

En sesiones ordinarias en la apertura de la Legislatura 2024 y en unas de las declaraciones más contradictorias jamás escuchadas por un Jefe de Gobierno en este tema, (que incluso en el pasado participó de la inauguración de la última gran ciclovía realizada en el gobierno de su par Larreta en la Avenida Libertador) y dijo: “«Para solucionar el congestionamiento que vivimos a diario, tenemos que incorporar alternativas sustentables con menor contaminación y mayor eficiencia energética. Así lo están haciendo las grandes ciudades del mundo, así lo va a hacer la Ciudad de Buenos Aires. En su momento la implementación de las bicisendas apuntó un gran cambio en ese sentido y modificó buena parte de la forma de movernos en la ciudad. Hoy tenemos que dar un paso más, y revisar la razonabilidad de algunas de ellas como por ejemplo la ciclovía de Avenida Libertador.»” 

[rs_section_title title=»A raíz de este análisis me pregunto:» top=»60px» bottom=»30px»]

¿Por qué algo tan bueno, en este contexto de crisis climática, aumento en las tarifas de transporte público y de las naftas, las ciclovías no hay que mejorarlas y ampliarlas en lugar de revisarlas o quitarlas?

Si el gobierno sabe del aumento considerable en el uso y buen resultado que han tenido las ciclovías. De hecho deben ser de las pocas políticas públicas implementadas en la ciudad desde hace 16 años, que con perseverancia, bastante inversión hoy pueden demostrar un buen resultado.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires viene midiendo desde 2013 ciclistas en la ciudad y los números muestran cómo ha crecido el uso de la bicicleta en los últimos 10 años. Es extraño tener que pensar en revisar algo que funciona y sigue en alza. Mauricio Macri pasó de tener un 1% al hoy casi 7% del reparto modal en bicicleta y con picos del 10%.

Hoy todavía no tenemos los datos exactos, el actual gobierno prometió usar inteligencia artificial para medir esto (sic) pero es claro el notorio uso de la bicicleta en la ciudad.

Datos GCBA ciclovías
Datos GCBA viajes de bicicleta. Informe de movilidad hasta 2021 CABA.

En algunos estudios oficiales del anterior gobierno muestran un crecimiento en los viajes anuales. De 2015 a la fecha se amplió casi en 3 la cantidad de viajes.

La buena movilidad en metrópolis como Buenos Aires se construye con transporte público masivo de calidad, con zonas pacificadas al tránsito y de la mano de movilidad activa como la bicicleta. Esta es la única solución al tráfico que genera el coche, ni la bicicleta, ni el transporte ni las ciclovías son parte de un problema, son parte de la solución.

Ciudades como París, Londres, Berlín en Europa y Bogotá junto a Santiago de Chile con Buenos Aires lo vienen entendiendo así los últimos 10 años. 

[rs_section_title title=»¿Buenos Aires quiere cambiar ese rumbo?» top=»60px» bottom=»30px»]

En muchos lugares donde hoy hay ciclovías, que aparentemente molestan a la circulación, habría autos estacionados que interrumpirían la circulación de cualquier medio de transporte, el auto, la bici o el colectivo.
En varias entrevistas que pudimos hacer en la calle de la mano de bicivilizados.org pudimos encontrarnos muchas personas que se han subido a la bicicleta o desde 2016-2017 o pos pandemia y también mucha gente que lo hace con los últimos tarifazos. ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad para que eso siga creciendo y acompañar a esas personas en lugar de limitar las posibilidades de movilidad?

Nuestra ciudad tiene cerca de 1.3 millones de viajes diarios en vehículos motorizados privados que no salen de la ciudad y que no superan los 5 kilómetros, muchos de estos viajes podrían ser reemplazados por caminata, la bicicleta y/o el transporte pero lo importante es entender que el gran fin de esto no es en contra del coche, sino de alivianar el tráfico al que usa el auto porque no tiene otra posibilidad o porque viaja más allá que 10 o 15 km de un punto que hace diariamente (trabajo, estudio, etc).

ciclista por ciclovía
Ciclista por ciclovía. Foto bicivilizados.org

El 59% de las personas que viven en la ciudad no tienen auto, se mueven de otra manera. Si agrupamos los medios de movilidad más eficientes en la ciudad como el transporte público, peatones y ciclistas, el auto es el medio de transporte minoritario aunque no lo parezca, pero el que más espacio usa, más inversión y más externalidades negativas tienen socialmente. (contaminación, siniestros, enfermedades respiratorias, coronarias)

Entonces ¿Por qué tomar semejante decisión de revisar ciclovías y no mejorarlas y/o ampliarlas? ¿Estamos frente a una clara inclinación por políticas a favor del coche cumpliendo el anhelo de un sector minoritario que presiona en estas épocas de cambios y borrar de un plumazo lo bueno? 

[rs_section_title title=»¿Qué pasó con nuestro nuevo Jefe de gobierno?» top=»60px» bottom=»30px»]

El actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri inaugurando la ciclovía de Libertador, la que hoy cuestiona su razonabilidad.

Yo confío en que una mayoría de porteños y la porteñas pueden dilucidar lo positivo de hacer calles más seguras y equitativas para que cada persona pueda elegir su medio de transporte más eficiente.

Cuando la red comenzó a ser construida fui bastante crítico y podría seguir siéndolo hoy, pero a veces uno necesita que intenten sacarle lo bueno para entender sobre eso que posee. Gracias a las ciclovías y pos pandemia hoy veo a mucha más gente mayor moviéndose en una ciudad violenta, mucha más personas que llevan a niños a la escuela en bicicleta, muchísima más gente yendo al trabajo en bicicleta, incluso a adolescentes solos moviéndose en ellas. Necesitamos mejorarla y ampliarla, no reducirla y desfinanciarla. 

Los sectores activistas y organizaciones ciudadanas están en alerta no solo en la Ciudad de Buenos Aires sino en todo el país ya que son políticas y decisiones que repercuten en todo el país y que ya en la Ciudad de Salta a fines de 2023 un nuevo gobierno, tomó una decisión bastante infundada e irregular con informes sin claros fundamentos para levantar de noche y sin aprobación de las organizaciones ciudadanas, una ciclovía de 3.5 kilómetros para ahora dejar estacionar coches.

ciclovía libertador foto de bicivilizados.org
Ciclistas en la nueva ciclovía de Avenida Libertador foto de bicivilizados.org

Los datos y el gobierno sabe como se usan las ciclovías y han comenzado a usarse y confirma lo que dice la teoría, haz infraestructura que los ciclistas llegarán. Le pasó a Amsterdam a fines de los 60 y tardó casi 50 años para que París y Londres hayan tomando políticas similares para que ya se vean resultados palpables y que se esté viendo y los datos de esas ciudades muestren más gente en bicicleta que en auto privado en sus grandes centros urbanos. Hicieron infraestructura de calidad y por grandes avenidas.

Buenos Aires supo tener el primer subte de iberoamérica y ahora una de las primeras redes de ciclovía más grande de su región. El subte está en decadencia y en este momento estamos sin cavar un centímetro de túneles para que crezca la red ¿también vamos a ir contra de una red de ciclovías que en lugar de quitarla, necesita ser mejorada y ampliada para favorecer a una minoría? Espero reflexión, sin revanchismos y que con consideración revisen estas ideas de levantar algo bueno, no caben más autos, sí bicicletas y transporte público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio