Los ciclistas. Chotuit-Chotis en 140 caracteres-.

Home / Artistas / Los ciclistas. Chotuit-Chotis en 140 caracteres-.

Ciclistas madrileños,
para ir de Madrid al cielo
sigan las bicicletas
que hay pintadas en el suelo.
¡Hay mil y no hay carril!

chotuit variedades azafran-slow

Variedades Azafrán nos hemos convertido en lo que somos a fuerza de patearnos las aceras madrileñas de garito en taberna. Nacimos con la intención de empaparnos con la riqueza musical que mana de tiempos pasados, y enseguida aprendimos que esas coplas de otros tiempos evocan el presente con la misma finura que lo hicieron antaño. Así se fue forjando nuestro estilo: una vuelta de tuerca a géneros del ayer (chotis, tango, bolero, ranchera, vals…) abiertos como nunca a retratar las mil historias que hilan la vida de nuestra ciudad.

Así, desde nuestro muy castizo balcón. hemos comprobado como la carcoma de la necedad ha ido devorando las vigas que siempre han sostenido nuestra urbe.
Cada vez nos cuesta más percibir ante este nubarrón plomizo, la frescura que hizo alguna vez de Madrid una ciudad humilde en recursos, pero derrochadora en sabiduría y alegría de vivir.

Pero Madrid es mucho Madrid, y por más que la disfracen de inodoro, no hay quien acalle el murmullo del hartazgo. Un runrún inteligente y socarrón que es el santo y seña de nuestra ciudad. Da gusto ver como la historia se repite, y los “espabilaos“ que insisten en vivir del prójimo no tienen otra que mirarse en el espejo de su propio egoísmo e ignorancia.

Los azafranes nos sentimos obligados a colaborar con nuestro humilde arte a gritar a los cuatro vientos las verdades que todos en Madrid conocen, pero algunos se empeñan en tapar.

Aquí les presentamos nuestros “chotuits”. Un artefacto prodigioso, mitad chotis, mitad “tweet”, con el pretendemos hacer temblar los cimientos de la Plaza de la Villa, o al menos hacer pitar los tímpanos de algún neocacique. En cualquier caso agitar conciencias, avivar el seso y arrancarle una sonrisa a esta hermosura de villa, que falta le hace.

Siéntase libres de utilizarlos y difundirlos como texto o coplilla. Cántenlos por las esquinas y amplíen la colección componiendo sus propios “chotuits”.

Quien sabe si algún dia no los guardaremos como estampitas en nuestro álbum de recuerdos del año en que Madrid volvió ser Madrid.

> SOUNDCLOUD

¡Comparte!

Comentarios(0)

Deja tu comentario