«La idea de una red pública de estacionamientos busca dar una solución cómoda y segura» Entrevista a la legisladora Lucía Cámpora.

Home / Argentina / «La idea de una red pública de estacionamientos busca dar una solución cómoda y segura» Entrevista a la legisladora Lucía Cámpora.

La legisladora por la Ciudad De Buenos Aires y del bloque de Frente de Todos, Lucía Cámpora presentó un proyecto para realizar una red pública de estacionamientos en la ciudad.

Para mi es una deuda importantísima del Gobierno que hace 13 años nunca he visto algo concreto e importante sobre un problema que solemos tener lxs ciclistas, la intermodalidad y la bicicleta.

La legisladora respondió sobre el proyecto y sobre más que nos interesaba saber su opinión

Me alegra mucho haber hecho la entrevista, e independientemente de que lo que opino del proyecto me alegra que estos proyectos empiecen a venir de la oposición como el de Juan Manuel Valdéz y que esto sea algo de todos los bloques y no solo alguno en particular.

Esperemos pronto poder hacer más entrevistas del estilo a varixs legisladores, oficialistas y no, en nuestro programa de radio Bicivilizados Radio (por ahora no podemos volver por la cuarentena) como también esperemos que se debatan, hagan ley y se hagan reales.

Entrevista a la legisladora Lucía Cámpora

Ilusiona que este proyecto que presentás en relación al uso de la bici, sus fundamentos y la movilidad, como el que también presentó Juan Valdés llegue de la oposición que durante mucho tiempo, creo yo, subestimó la bicicleta en la ciudad. ¿Podemos considerarlo como de reconciliación con la bicicleta como medio de movilidad posible dentro de una agenda de la oposición?

Yo creo que el uso de la bicicleta forma parte de la agenda nuestra como oposición, en su momento acompañamos la ley del Sistema de Transporte Público en Bicicleta y pedimos que se incorpore un piso mínimo de estaciones en los barrios del sur. Siempre intentamos tener una perspectiva integral del transporte en la Ciudad y por eso cuando se aborda el tema no dejamos de reclamar también las enormes por las enormes deudas que tiene el GCBA con, por ejemplo, la red de subterráneos. Lo que sí es cierto es que hoy la importancia de contar con una red pública de bicicletas es clarísima, sobretodo a la luz de la discusión por un transporte sustentable y más aún en el marco de esta pandemia que nos exige soluciones para el tema del transporte público que es un foco de contagios.

¿Considerás que puede ampliarse el debate y pensemos más en la equidad que puede dar este medio a que quede en algo estigmatizado en «es de ricos o de pobres»?

Para eso necesitamos políticas públicas. Si el Gobierno de la Ciudad deja librado el diseño de la red a una empresa privada que toma decisiones como pasó este año de retirar estaciones de los barrios del sur (después tuvieron que dar marcha atrás por los reclamos), no vamos a lograr llegar a todos los barrios. La verdad es que la bicicleta es un vehículo relativamente económico, que requiere poco mantenimiento, no necesita combustibles y, con los niveles actuales de tráfico producido por los otros medios de transporte, es una alternativa realmente atractiva para moverse en la ciudad. Creemos que el Estado tiene que ser el promotor de este medio de movilidad, formando un ecosistema alrededor de ella que haga que su utilización sea mucho mas practica de lo que es ahora.

¿Cuál es el objetivo principal del proyecto presentado? ¿Por qué es tan importante una red de estacionamientos seguros para ciclistas?

La idea de una red pública de estacionamiento de bicicletas busca darle una solución a un problema concreto que muchas veces desalienta el uso de este medio: precisamente, dónde dejarla de forma cómoda y segura. Para eso proponemos crear módulos en distintos puntos de la Ciudad, especialmente en estaciones de tren y subte y zonas de mucha circulación. Buscamos referencias en otras ciudades que ya tienen estas redes y que funcionan muy bien. Apuntamos además específicamente a poner estaciones en los grandes puntos de conexión con otros medios de transporte, para facilitar la intermodalidad. Si se complementa esta red con la alternativa que hoy ya existe de estacionamiento en garajes privados, que son una buena opción en las zonas que los tienen pero se ve limitado por el horario, vemos que se va garantizando una solución al tema.

Lucía Cámpora es legisladora de la ciudad con mandato del 10/12/2020 al 09/12/2023

Lucía Cámpora

«La idea de una red pública de estacionamiento de bicicletas busca darle una solución a un problema concreto que muchas veces desalienta el uso de este medio: precisamente, dónde dejarla de forma cómoda y segura. »

¿Cómo ves el sistema público de bicicletas en Buenos Aires luego ya de 10 años de funcionamiento?

Hay varias cuestiones. Primero, celebro que tengamos una red de transporte público en bicicleta. Pero luego de 10 años, aún no llega a dónde debería. Si mirás el plano de las ciclovías, ves que hay un fuerte “radio-centrismo” para con el centro de la ciudad y las zonas de espacios verdes públicos de las comunas 2 y 14, pero a medida que te alejás del centro, pierde potencia en las periferias y hacía el sur de la ciudad prácticamente no llegó. Lo mismo pasa con las Ecobicis: solo el 10% se ubican en las comunas 4, 8 y 9, que son también las comunas con más déficits de transportes públicos. De hecho a principio de año, el presidente de la comuna 4 tuvo que presentar una acción de amparo para que restituyan las estaciones que estaban retirando de ahí. Tenemos un sistema que no es ni inclusivo ni integrador.

Por otro lado, la concesión del servicio de Ecobici, que supuestamente venía a dar un salto cualitativo en la gestión de las bicicletas públicas, tiene un saldo negativo. De las 4.000 bicicletas que debería haber, rara vez hay más de 1.500. Conseguir una bici es una lotería porque las estaciones suelen estar vacías. Recordemos que la empresa concesionaria, Tembici, recibe 4 millones de pesos por mes más lo que obtiene del sponsoreo. Falta control del Estado.

¿Tuviste la posibilidad de usar o conocés como funcionan en otras ciudades del mundo por ejemplo, Barcelona, Madrid, Londres?

Uno de los ejemplos que usamos para el proyecto fueron los Bicibox de Barcelona, que es una red de estacionamiento de bicicletas gratuito. Tuve la oportunidad de estar en Ámsterdam donde también vi estaciones enormes para dejar la bici y conectar con otros transportes. Podemos buscar ideas, pero es difícil comparar Buenos Aires con estas ciudades. Las discusiones sobre transporte y movilidad están íntimamente ligadas a los procesos de integración urbana y nosotrxs tenemos deudas muy fuertes en ese sentido: la enorme desigualdad que divide al norte y al sur de nuestra ciudad, las obras de urbanización pendientes, la crisis habitacional, hasta podríamos mencionar la falta de vacantes escolares en zona sur y cómo eso también impacta en la movilidad, etcétera.

¿Qué te parecen las últimas medidas implementadas en el sistema?

Veníamos reclamándole al Gobierno porteño que reabra el sistema de Ecobici. Cuando finalmente escucharon, habilitaron sólo el 50% el servicio. No tiene ningún sentido que cuando más necesitás un medio transporte con poco contacto, sin amontonamiento de gente, tengas a medio funcionar un sistema como el de bicicletas. Si el servicio puede funcionar al 50%, también puede funcionar al 100%. No se entiende esta decisión.

¿Cómo ves los proyectos e ideas presentados por el oficialismo para tarifar el estacionamiento del automóvil privado en algunas zonas comerciales de la ciudad?

Acá hay por lo menos dos aspectos a tener en cuenta. Por un lado, una discusión integral sobre el transporte en la ciudad. Por otro lado, el afán recaudatorio y de negocio, que para mí es el sello identitario del gobierno porteño. Sobre la primera cuestión, que es la de políticas de transporte, creo que hay que avanzar hacia medios de transporte público más sustentables. Ahí aparece el subte, con el cual el Gobierno de la Ciudad tiene una tremenda deuda porque no cumplió con lo prometido. Hoy no estamos construyendo más subtes, tenemos vagones con asbesto, sube la tarifa y empeora el servicio. Hay que mejorar y ampliar la red de subte de la misma manera que lo pedimos con las bicicletas. Y, ahí sí, eso va de la mano de desalentar el auto particular, con eso estoy absolutamente de acuerdo. Hay muchas medidas que se podrían tomar en ese sentido (la restricción del auto en el Microcentro me parece un acierto). Pero lo segundo sin lo primero, no es política pública, ahí no hay planificación del transporte sino afán recaudatorio y de negocios. El gobierno de la Ciudad concesiona toda la red de estacionamiento medido a sus empresas amigas, quiere ampliar los parquímetros a todos los barrios y aumentar el precio de la tarifa, sin una sola obra de subtes en curso. Ahí ya estamos hablando de la segunda cuestión que decía: el afán recaudatorio. Y no necesitamos eso, necesitamos políticas integrales de transporte público. El auto particular se puede reemplazar por el transporte público, pero si no hay una buena red de transporte público estamos en un problema.

Lucía Cámpora es legisladora de la ciudad con mandato del 10/12/2020 al 09/12/2023. Foto Sonido Gremial

Lucía Cámpora

«Acá hay por lo menos dos aspectos a tener en cuenta. Por un lado, una discusión integral sobre el transporte en la ciudad. Por otro lado, el afán recaudatorio y de negocio, que para mí es el sello identitario del gobierno porteño»

¿Y la idea de ciudad verde que durante muchos años comunicó y sigue comunicando el gobierno?

La verdad es que las políticas ambientales de fondo en la Ciudad no existen. Tenemos pocos espacios verdes, menos de los que recomienda la Organización Mundial de la Salud por habitante. Esto quedó en evidencia con la habilitación de la salida a correr en el marco del aislamiento, de hecho. Acá la venta de tierras públicas sistemática a lo largo de los gobiernos de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta explica en gran medida la falta de plazas y parques. El tratamiento de residuos también es una enorme deuda y ni hablar de la iniciativa de incineración de residuos que impulsó el ejecutivo porteño. La Ley de Educación ambiental no se cumple tampoco. La idea de “ciudad verde” es ambientalismo cosmético y que se haya instalado habla más del presupuesto que destinan a publicidad que de las políticas reales.

Las sufragistas a fines de siglo XIX y luego las feministas usaron mucho a la bicicleta como instrumento de lucha y emancipador. En este momento histórico que vivimos ¿Qué opinión tenés respecto a la movilidad en Ciudad De Buenos Aires en mujeres, lesbianas, trans, no binarixs y disidencias?

La movilidad en la ciudad es otra arena en la que se expresan las desigualdades de géneros. El transporte público masivo es particularmente hostil para las mujeres, lesbianas, trans, travestis, no binaries y muchas de nosotras hemos sufrido situaciones de acoso o abuso en esos medios. El año pasado en el Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y No Binaries participamos de una comisión sobre ciudades feministas y escuchamos propuestas interesantes, desde la paridad de géneros para conductorxs de colectivos y subtes, y otras iniciativas del mundo con las que quizá no estábamos tan de acuerdo como el vagón para mujeres y disidencias. La bicicleta como medio de transporte por un lado si bien no acaba con las situaciones de acoso callejero, te da otro margen de decisión sobre tus movimientos y tu cuerpo, es más empática con les demás y suele generar vínculos más solidarios. Analizar la movilidad desde una perspectiva de géneros es recontra interesante y urgente.

Lucía Cámpora junto a Ofelia Fernández y María Bielli. Foto de Christian Cruz para LATFEM

Lucía Cámpora

«La bicicleta como medio de transporte por un lado si bien no acaba con las situaciones de acoso callejero, te da otro margen de decisión sobre tus movimientos y tu cuerpo, es más empática con les demás y suele generar vínculos más solidarios»

¿Cómo te movés regularmente en la ciudad? ¿Existe la bicicleta en tus viajes?

Alterno mucho. Usé la bici como transporte principal durante algunos años, después la abandoné un poco y este verano volví felizmente. Si no hace mucho frío, bicicleta un montón, pero claramente el tema del estacionamiento es una limitación. Depende el plan del día, generalmente subte si voy al centro, bicicleta, y si sé que vuelvo de noche tarde o tengo tramos muy largos y poco tiempo, auto. Y caminar, siempre.

La ciudad durante esta pandemia no hizo un solo metro de ciclovía provisoria ¿Cómo ves esa decisión cuando la gran mayoría de las ciudades del mundo lo implementaron?


Evidentemente no ven la utilidad ni priorizan el transporte en bicicleta. Por el mismo motivo que tampoco habilitan al 100% la red de Ecobici. Insisto, estamos viendo que el transporte público masivo es un foco de contagios y es un problema que se proyecta hacia adelante por mucho tiempo. Las ventajas de la bicicleta son indiscutibles. Es el momento de ampliar la red, aumentar la cantidad de bicis, fomentar su uso. Seguimos reclamándolo, esperemos que lo vean.

Comentarios(0)

Deja tu comentario